Esta mañana nos hemos encontrado un numeroso grupo de niños en la puerta de la iglesia de Santa Elena que pertenecían al colegio Maestro Ávila, de Salamanca. Según nos ha contado su director, todos los años vienen a Calzada para participar en un taller de mimbre en el centro ocupacional «Aspar La Besana». Los niños realizan una cesta que luego se llevan para regalársela a su madre, con motivo de su día (que se celebra el próximo domingo).

Aplaudimos esta iniciativa que pone en contacto a los niños de este colegio con otras personas con capacidades diferentes, ayudándoles a comprenderlos y a comprenderse a sí mismos.


Nota: Por problemas con la tecnología de la cámara está ha salido un poco desenfocada.

No hay más comentarios

Deja un comentario