En la tarde del sábado, y dentro de la programación de las fiestas de Santa Elena, tuvo lugar en el campo de fútbol municipal el ya tradicional partido de solteros contra casados. Aunque realmente es una excusa para encontrarse con amigos y vecinos, conviene decir que quedaron empatados a cinco goles.

Además tuvieron la gentileza de invitar a merendar a los asistentes y pudimos degustar platos de rico fiambre regados con cerveza y refrescos. Muchas gracias por este detalle.

No hay más comentarios

Deja un comentario