El programa Punto Clave llegará este año a una veintena de municipios

El Norte de Castilla, 25 de mayo de 2017

El objetivo es prevenir y reducir los riesgos asociados al consumo de drogas y la conducción de vehículos

Los diputados del área de Servicios Sociales, Eva María Picado y José María Sánchez, presentaron ayer el Programa Punto Clave , que lleva a su séptima edición, con el objetivo de prevenir y reducir los riesgos asociados al consumo de drogas (incluida el alcohol) y la conducción de vehículos en municipios que se encuentran en fiestas, en los que aumentan los desplazamientos de jóvenes entre localidades vecinas.

Este año, el programa llegará hasta 20 municipios -comenzando este fin de semana en Villamayor de Armuña, a los que seguirán Villares de la Reina, La Fuente de San Esteban, Matilla de los Caños del Río, Santa Marta de Tormes, Ciudad Rodrigo, Babilafuente, Carbajosa de la Sagrada, Guijuelo, Lumbrales, Calzada de Valdunciel, Peñaranda de Bracamonte, Los Santos, Sotoserrano, Terradillos, Béjar, Cantalapiedra, Tamames, La Alberca y Doñinos de Salamanca- elegidos por la gran cantidad de jóvenes que acuden a sus fiestas.

Con este programa se llevan a cabo una serie de talleres dirigidos a jóvenes de entre 16 y 35 años, participando cada año unos 2.500; concretamente, el año pasado fueron 2.590 jóvenes. En cada edición se realizan más de 1.000 pruebas preventivas de alcoholemia y son un centenar de jóvenes los que se comprometen anualmente a ser conductores alternativos.

Además, como datos de interés, los diputados señalaron que el 95,2 por ciento de los jóvenes mostraron su satisfacción con su participación en este programa, que consideran útil.

Los diputados también señalaron la metodología que se lleva a cabo en este programa, en el que se instala una gran carpa en un lugar público con reclamo visual, en el que se llevan a cabo una serie de talleres.

Este año, como novedad, José María Sánchez habló de la incorporación de gafas de realidad virtual, con las que el joven ve con una perspectiva de 380 grados imágenes de accidentes de tráfico, son «vídeos impactantes y duros», destacó el diputado. Hay que destacar que para el desarrollo de este programa se cuenta con la colaboración de la Guardia Civil y de la Dirección General de Tráfico.

Además de utilizar las gafas de realidad virtual, los jóvenes pueden hacer pruebas de alcoholemia, participar en simulación de los efectos del alcohol mediante gafas especiales, realizar pruebas de tiempo de reacción con simulador y ver diferentes campañas visuales, además de obtener material documental en el punto de información sobre drogas, donde también se les resolverá las dudas que planteen.

Durante el desarrollo de este programa, se cuenta con mediadores juveniles para trabajar entre iguales y con educadores de calle, que son personas formadas en drogopendencias.

Para el desarrollo de esta iniciativa, la Diputación de Salamanca destina 11.500 euros, siendo el coste «por municipio de 575 euros por taller, en el que se incluye tanto el personal como el material», apostillaba Eva María Picado.

Respecto a las pruebas de alcoholemia realizadas en años anteriores, la diputada indicó que dieron 0,0 el 15,4 por ciento de los jóvenes; hasta 0,20, el 26,6 por ciento de los jóvenes que voluntariamente se sometieron a esta prueba; mientras que el 29,5 por ciento dio una tasa entre 0,21 y 0,50; y el 25,5 por ciento superó el 0,50.

Aspar ‘La Besana’ adquiere dos camillas eléctricas gracias a la Fundación Inés Luna

Salamanca  RTV al día, 25 de mayo de 2017

Para los centros El Encinar 1 y El Encinar 2, ubicados en Calzada de Valdunciel y Gomecello, respectivamente

 

La Fundación Inés Luna Terrero de Salamanca ha colaborado con Aspar ‘La Besana’ a través de la concesión de una ayuda benéfico-social para la adquisición de dos camillas eléctricas de rehabilitación para los centros El Encinar 1 y El Encinar 2, ubicados en Calzada de Valdunciel y Gomecello, respectivamente.

Esta ayuda permite a la asociación mejorar los instrumentos necesarios para poder desarrollar adecuadamente la prevención, promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional de las personas con discapacidad de sus centros que realiza diariamente la fisioterapeuta de la entidad.

Desde Aspar ‘La Besana’ agradecen esta aportación económica de la Fundación Inés Luna Terrero y su implicación en los Proyectos de Acción Social que se llevan a cabo en Salamanca y su provincia.