En la tarde del martes, el grupo de adultos que se ha reunido en la bar de la Asociación de Jubilados para tomar un café, con el que se da por concluida la programación cultural correspondiente a este periodo. En ambiente muy agradable, degustamos, además del café, un par de bizcochos hechos por Fermina y Leo (gracias a las dos) y una tarta de chocolate.

Como coordinadora y monitora de la mayoría de las actividades dirigidas a este colectivo me gustaría darles las gracias por su participación, por su abierta disposición a aprender y hacer cosas nuevas y por el cariño que siempre me demuestran. Como decían ellos ayer, esto no es un adiós sino un hasta luego.

Más fotos

No hay más comentarios

Deja un comentario